Barbarie-pensar con otros

Contenidos culturales

INICIO

 

SILVIA VELOSO VAMOS A QUEMAR LA CASA RELATO DE LOS MUROS WE'RE GOING TO BURN THE HOUSE DOWN NARRATIVE OF THE WALLS XX BIENAL DE ARQUITECTURA DIALOGOS IMPOSTERGABLES IMPOSTERGABLE MURO BARRERA VERJA VALLA VALLA ELECTRIFICADA FRONTERA MUROS WALL WALLS BORDER WALL WIRE FENCE FENCE FRONTIER ELECTRIFIED FENCE

Largos Muros de Tracia

56 KM

Turquía | c. 445 d.C. 

“(...) En los alrededores de Bizancio, la gente construía y adornaba los suburbios no sólo con lo que es necesario para vivir si no que exhibían de forma arrogante y sin límites todo el lujo y los vicios que trae el poder que otorga la acumulación de riquezas.

Acumulaban posesiones y mobiliario y gustaban de exhibir en sus casas objetos suntuosos de altísimo valor. Por eso, cuando de repente en ocasiones algún enemigo incursionaba en la tierra de los romanos, el daño y las pérdidas que allí se causaban eran mucho mayores que en otras zonas del imperio, produciendo calamidades irreparables.

El emperador Anastasio decidió poner fin a esta situación y construyó una muralla a no menos de cuarenta millas de Bizancio que se extendía por el estrecho uniendo las dos costas del mar con una línea por la parte en la que están separadas por dos días de viaje.

El emperador pensó que de esta forma todo lo que quedaba detrás del muro estaría seguro.

Sin embargo, la muralla fue causa de peores calamidades.

Más tarde, el emperador Justiniano reconstruyó los paredes que habían sufrido daños, reforzó aquellas partes que eran más débiles y mejoró la condición de las guardias, incluyendo varios recursos en toda la extensión de los largos muros (...)”.

 

De Aedificiis, Libro IV Cap. 3

Procopio de Cesarea, 561 d.C.

 

 

“Prefacio. (…) Es sabido que dos hombres, conocidos por el nombre de vicarios, ejercen sus funciones en los Largos Muros, uno controla las fuerzas militares, de las cuales hay muchas en aquel país, y el otro, está a cargo de los asuntos civiles. Uno representa al prefecto glorioso, el otro al Comandante de Soldados. Ellos nunca están de acuerdo.

El fisco paga a ambos salarios y otros gastos necesarios, pero ellos se enredan en un perpetuo e interminable asunto, que es mantenerse en continua discusión. 

Hemos pensado mejor sobre el asunto, por lo tanto, haremos aquí lo que hemos hecho en otros países, aunque sea éste menos belicoso y tenga menos necesidad de control militar, consolidaremos ambos cargos en uno solo, sin dejar uno a la cabeza de los asuntos civiles, y al otro de los asuntos militares, y designaremos allí un oficial influyente, digno de respeto, que cuidará tanto de los asuntos civiles como de la disciplina militar. Pues el hombre que gobierna la provincia como presidente está en otros lugares y solo no es lo suficientemente poderoso.

La guardia y control de estas murallas y la dirección y el orden de aquellos sitios, así como la dirección del ejército, precisa de un hombre capaz que sea apto tanto para equipar a los soldados como para administrar la ley”.

 

Sobre el Pretor de Tracia - Novela 26

Corpus Iuris Civilis de Justiniano, 529-534 d.C.

.

* * *

DEWING, Henry B.

De Aedificiis, Libro IV Cap III,  Procopio de Cesarea. Traducción libre de la traducción en inglés de Procopius Vol.VII On Buildings, translated by Henry B. Dewing. The Loeb Classical Library. Harvard University Press, 1940.

 

ACESO TEXTO CHICAGO UNIVERSITY

 

Esta crónica de Procopio, escrita hace 1500 años, resuena como un eco de asombrosa actualidad: consumismo, ostentación, miedo a la emigración o a las incursiones violentas (actual terrorismo); construcción de muros como medida contundente y de contingencia para atajar de forma simplista los problemas suscitados entre pueblos vecinos. Y la reflexión acerca de su ineficacia y de las nocivas consecuencias derivadas de la construcción. Motivaciones, acciones y discursos que se repiten a lo largo de la historia como atestiguan todos estos textos. Sólo la ciencia y la tecnología avanzan. En esencia, el hombre continúa repitiendo, casi sin variación, los mismos esquemas de acción sociales y políticos. 

 

Como la mayoría de las plumas que han escrito a historia, Procopio no parece ser una fuente muy confiable. Historiador a sueldo de Justiniano, se le sospecha cierta tendencia a exagerar las obras y logros realizados por el emperador romano de oriente y varias equivocaciones, voluntarias o no, sobre algunos de los hechos y personajes que integra en su obra.

 

 

SCOTT, S.P.

Sobre el Pretor de Tracia, Novela 26. Corpus Iuris Civilis de Justiniano, 529-534 d.C.

Traducción libre al español de la traducción en inglés The Civil Law, Vol. XVI Tít. V 26th New Constitution translated by S.P. Scott, The Central Trust Company. Cincinnati, 1932.

 

Este muro se extendía a lo largo de unos 56 kilómetros entre el Mar de Marmara y el Mar Negro a unos 60 kilómetros de Constantinopla. Aunque tradicionalmente ha sido atribuido a Anastasio I, existen evidencias de que los emperadores León I y Zeno comenzaron su construcción.

Estaba compuesto de un muro de tres metros de grosor y unos cinco metros de altura, además de zanjas, puertas, torres, empalizadas y fuertes para los destacamentos militares.

Su objetivo, muchas veces superado, era defender Constantinopla de los ataques de hunos, búlgaros y eslavos que con frecuencia consiguieron traspasar esta barrera de defensa pues resultaba difícil mantener efectivos suficientes para controlar tantos kilómetros.

Anastasio y Justiniano reconstruyeron y reforzaron los muros que con el tiempo se fue arruinando hasta que cayó en desuso alrededor del siglo VII dc.

 

 

Barbarie.- pensar con otros

generación de contenidos

cultura - sociedad - debate - encuentro

 

<meta name="google-site-verification" content="v8EKwtjc8TZhalvR2IkMKzftz7Or6p3CdeCGehXh0SU" />