Barbarie-pensar con otros

Contenidos culturales

Abstraída en la web


por Florencia Astaburuaga

En la rama de Internet Hace poco Ricardo Martínez preguntó por Facebook que significaba “estar en la rama”, no he podido encontrar la publicación, creo que fue hace bastantes días, las respuestas eran variadas todas interesantes. Al parecer “estar en la rama” es estar atrapado en una realidad aparente, o en el pleno silencio mental, muchas cosas pueden terminar con uno “en la rama”: drogas de todo tipo, pensamientos negativos y positivos, fantasías pasajeras y el abuso de internet.

Justo vengo saliendo de un periodo de marea alta con el tema de las redes sociales, me sentía un tanto “en la rama del internet”, como terapia me pregunté seriamente cuanto tiempo del que navego, océano adentro, se podría declarar tiempo ganado y cuánto tiempo perdido.

Hay veces que no sé a dónde ir y reviso páginas ya conocidas, escucho sin escuchar discografías completas, pongo de fondo películas que ni siquiera me gustan; Abstraída en la nada navego, perdida, sin horizonte hasta llegar a tierra, a veces blanda, otras veces concreto puro, imágenes de todas partes del mundo, realidades ajenas, guerras silenciadas, datos de salud de dudosa proveniencia.

No duermo si es que no completo alguna misión, misión que nunca determino. Ayer encontré, a altas horas de la madrugada, un documental sobre la deep web producido por un administrador del buscador más usado del cual no recuerdo el nombre, uno de los lideres era Mr-algo, un enmascarado tipo El Zorro, un justiciero que hereda su nombre de otros administradores que dejan el cargo, un enmascarado totalmente anónimo que además de no tener un rostro no tiene un nombre propio. A veces le temo al alma del Internet, como creación humana la queremos perfecta, hija pródiga que se enferma de sí misma. Siendo fórmula sus logaritmos tenderán al error. Hay algo maligno en la luz que emanan sus pantallas, en invierno el metro es tenebroso, todos con sus abrigos grises- negros con sus caras absortas en el celular, iluminando sus rostros con luz artificial, una mala luz desde un mal ángulo, músculos blandos masticando información de todo tipo.

Me pasa, cuando llevo más de veinte minutos ensimismada en una pantalla, que levanto la vista y no veo nada, todo es nebuloso, la luz se disipa despacio, apenas veo lo que hay delante, todo es posible, la realidad pixelada se nutre del imaginario, su contenido es otro, el árbol a lo lejos es una mancha hecha por un pincel acuoso, los semáforos tintinean fuera de foco. Al menos yo me siento y espero que todo vuelva a la normalidad, ¿les pasará a ellos?

Me imagino que salen del vagón sin saber qué dicen las paredes, siguiendo a un montón de otras manchas. Las consecuencias de ser adictos a la información es perder la visión a distancia, todo es mediático, instantáneo, al parecer nada es exactamente lo que creemos ver.

#florenciaastaburuaga #internet #artículoscrónicascolumnas

Barbarie.- pensar con otros

generación de contenidos

cultura - sociedad - debate - encuentro

 

<meta name="google-site-verification" content="v8EKwtjc8TZhalvR2IkMKzftz7Or6p3CdeCGehXh0SU" />