Barbarie-pensar con otros

Contenidos culturales

SILVIA VELOSO VAMOS A QUEMAR LA CASA RELATO DE LOS MUROS WE'RE GOING TO BURN THE HOUSE DOWN NARRATIVE OF THE WALLS XX BIENAL DE ARQUITECTURA DIALOGOS IMPOSTERGABLES IMPOSTERGABLE MURO BARRERA VERJA VALLA VALLA ELECTRIFICADA FRONTERA MUROS WALL WALLS BORDER WALL WIRE FENCE FENCE FRONTIER ELECTRIFIED FENCE

INICIO

 

Murallas de Jericó                                     

1 KM

Palestina | c. 1400 a. C.

“Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía. 

 

Entonces Jehová dijo a Josué: Yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra. Rodearéis pues la ciudad todos los hombres de guerra, y daréis una vuelta alrededor de la ciudad una vez; esto haréis durante seis días.

Y siete sacerdotes delante del Arca llevarán siete trompetas de cuerno de carnero; y al séptimo día, daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las trompetas.

 

Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis su sonido, todo el pueblo prorrumpirá en un gran grito de guerra. Entonces el muro de la ciudad caerá y el pueblo subirá y tomará la ciudad al asalto, cada uno lo que tenga por adelante”

 

Libro de Josué 6:2-5 - Antiguo Testamento

c. s. VII-Vi a. C.

* * *

¿Puede un conflicto durar más de tres mil años?

Puede.

Hace tres milenios que esta tierra es objeto de disputa. 

Tras liberarse de la esclavitud y dejar Egipto, y después de vagar cuarenta años por el desierto según cuenta el Antiguo Testamento, los judíos se aproximan a la tierra prometida.

Pero la tierra ya estaba ocupada, en ese entonces por los cananeos, de quienes los actuales palestinos, dicen descender.

Josué, el gran guerrero, el sucesor de Moisés, asalta sin compasión Jericó y la reduce a escombros, maldiciendo a todo aquel que en el futuro pretendiera reconstruirla.

Según los textos bíblicos,, el asalto fue una matanza y no quedó un habitante vivo a excepción de la prostituta Rahab, quien fue indultada por haber colaborado con los espías judíos a los que Josué encomendó infiltrarse en la ciudad.

 

El Libro de Josué es el primero de los libros proféticos de la biblia hebrea o Tanaj.

Jericó, 'la ciudad de las palmeras', cerca del río Jordán, en la actual Palestina, es el asentamiento continuamente habitado más antiguo que se conoce.

 

Los hallazgos arqueológicos encontrados establecen que se trata de un núcleo que ha sido permanentemente poblado desde hace unos diez mil años.

 

En 1953, la arqueóloga inglesa Kathleen Kenyon descubrió en Jericó cráneos de más de siete mil años de antigüedad con conchas en las cuencas oculares, rellenos de arena y recubiertos con yeso o arcilla, un trabajo de reconstrucción que ya buscaba reproducir y mantener los rasgos de los difuntos. 

Esta práctica funeraria, destinada a mantener viva la memoria y conservar el rostro de los seres queridos, demuestra una muy temprana sofisticación de las creencias y de los rituales religiosos de las primeras comunidades sedentarias organizadas. 

 

Se estima que en sus primeros tiempos Jericó pudo tener una doble circunferencia de murallas que abarbaban alrededor de 800 metros a 1 kilómetro.

A lo largo de la historia la ciudad sufrió varias ocupaciones y destrucciones.

La que mencionan los textos bíblicos llevada a cabo por Josué, se cree que pudo tener lugar entre 1600 y 1400 a.C..  

 

BIBLIA DE JERUSALEN

Antiguo Testamento - Librod e Josué

Desclee de Brouwer Editores. Bilbao, 1975

ACCESO A TEXTO ALTERNATIVO

Barbarie.- pensar con otros

generación de contenidos

cultura - sociedad - debate - encuentro

 

<meta name="google-site-verification" content="v8EKwtjc8TZhalvR2IkMKzftz7Or6p3CdeCGehXh0SU" />